Excursionistas rescatados en Sierra La Culata agradecen a instituciones operación de búsqueda

Foto 3Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques / Mérida, 30/10/2017.- Tres excursionistas que la semana pasada sobrevivieron tras extraviarse en el Parque Nacional Sierra de La Culata, agradecieron a socorristas, Bomberos Forestales, Bomberos de Mérida, Protección Civil y al Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), la intensiva operación activada para su rescate.

Foto 4Ángel Ramírez Lima, Marcos Pérez Pérez y un acompañante de 17 años, se reunieron el pasado sábado con los socorristas que participaron en la operación de búsqueda y rescate, que permitió su localización.

“Gracias a todos los cuerpos de seguridad de Mérida por buscarnos. Fueron muchas las personas sumadas, honrando el trabajo de guardaparques y socorristas”, expresó el guía de la afortunada expedición, en declaraciones ofrecidas en la sede de Inparques Mérida, en la región Los Andes.

Afirmó que hacer la correspondiente notificación a familiares y a Inparques, al momento de emprender una excursión, puede representar la diferencia entre vivir o no en un territorio extremo.

El grupo superó su etapa de recuperación en el Hospital Tulio Carnevali Salvatierra, adscrito al Instituto Venezolano del Seguro Social (IVSS), a donde ingresaron el miércoles en la noche, luego de sobrevivir más de 72 horas al clima y topografía inclementes del Parque Nacional Sierra de La Culata.

El cerco implacable

Ángel, Marcos y el menor acompañante salieron el día jueves 19 en la mañana. Admitieron que un primer desacierto fue suponer que el plan de dos días de excursión sería infalible. Sin embargo, los imprevistos poco a poco cercaron la suerte del grupo, equipado únicamente con cobijas de tela y lana, así como con ropa y calzados convencionales.

Tenían a disposición un machete, un teléfono celular, kilo y medio de arroz, sazonador, sal, tres latas de atún y una de sardinas, además de rudimentos básicos para hacer fuego, donde el clima lo permitía “porque había mucha humedad y lluvia”, comentaron.

El sábado, al emprender el descenso desde montañas, ubicadas entre 2 mil y 3 mil 500 metros sobre el nivel del mar, una súbita y espesa neblina envolvió los parajes y fue rodeando a los excursionistas hasta la completa desorientación.

La lluvia humedeció las cobijas y la propia ropa, haciendo difícil la carga de bolsos y casi imposible conservar la temperatura física.

El domingo lograron contactar a la esposa de Ángel en una breve llamada, que consumió los restos de carga de la pila del único teléfono. Apenas lograron decir la críptica frase “estamos perdidos”.

Fructífera búsqueda y experiencia acumulada

Ese mismo día, tras ser notificados por los familiares, los Bomberos Forestales de Inparques emprendieron la búsqueda con una primera avanzada mixta, que sumó a efectivos de Protección Civil (PC), Bomberos de Mérida y a grupos voluntarios de rescate, ampliando las operaciones en los días sucesivos.

El desenlace llegó el miércoles, cuando moradores de La Pedregosa y servidores del Cuerpo de Bomberos divisaron y pusieron a resguardo a los tres exhaustos excursionistas, los que se encontraban en estado de deshidratación.

La Presidencia Nacional de Inparques y la directora regional del ente, Cariuska Valero Garrido, mantuvieron permanente seguimiento a la operación, con puesto de comando en la propia sede de Inparques Mérida.

“Como garantes de la seguridad en los Parques Nacionales, invitamos a la población a notificar en los puntos de guardaparques o en la sede de Inparques sus salidas de excursión. Esto aumenta la posibilidad de intervenir a tiempo en caso de extravío”, dijo Garrido.

Por su parte, Orlando Barreto, jefe de la Brigada de Montaña del Cuerpo de Bomberos, valoró como positiva la articulación de instituciones estadales, Inparques y grupos voluntarios en la exigente operación de rastreo.

“Nunca hay que subestimar la exigencia de llevar todo el equipo necesario para actividades de montaña”, agregó. Especificó que son indispensables linternas, carpa, calzado impermeable, chaqueta rompe viento (impermeable), protector solar y equipo mínimo para encender una hoguera.

Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques / Textos y fotografías / Adalberto Sandino

Contacto / ecosocialismoprensa@gmail.com